SIGAMOS HABLANDO DE MAGIA

Sigamos hablando de magia:

Ya te he comentado en varias ocasiones que incluso en magias de distinta índole y de distintas culturas con cientos de kilómetros de distancias entre ellas, se utilizan unos principios, instrumentos e invocaciones que en lineas generales varian muy poco, lo que quiere decir que hay principios generales que valen para todas, y por eso quiero insistirte en estas cuestiones.-

magia

Para empezar te hablaré de:

-Qué es la magia y cómo funciona

La magia es un movimiento de energías naturales que provoca un cambio necesario. No es un proceso sobrenatural; lo que ocurre es que utiliza un tipo de fuerzas para las cuales todavía no se ha encontrado una explicación racional plausible.

También es interesante aclarar que estas artes milenarias no utilizan poderes procedentes del diablo. No son antirreligiosas ni opuestas a la idea de Dios. Sencillamente, no tienen nada que ver con la religión (aunque también a veces se pueden utilizar con fines religiosos). Tampoco son un arma y constituye un error considerarlas un instrumento sobrenatural, que se puede usar contra aquellos que nos desagradan.  Si alguien intenta utilizar la magia de forma perversa, ésta puede acabar por destruirle a él.

Si exise alguna norma universal entre los magos, es la siguiente: No hagas daño a nadie.

-El objetivo:

Tal como te he dicho antes, la magia se utiliza para provocar cambios necesarios. A dichas modificaciones se le suele llamar “objetivos”. Estos pueden referirse al amor, la protección, la salud, la paz, la prosperidad, una mayor espiritualidad, el conocimiento psíquico o cualquier otro tipo de transformación. La finalidad de los ritos mágicos debe ser siempre positiva.

Desde una perspectiva más amplia, el fin último que persigue es mejorar nuestra existencia. Así pues, el cambio positivo que intentamos producir se consigue con el uso responsable de este arte. Primero hemos de decidir qué es lo mejor para nosotros; y la magia será la herramienta que utilizaremos para lograrlo.

Los magos no deben ser egoístas. Deben emplear sus conocimientos para mejorar su vida, por supuesto. Pero también ayudan a aquellos que acuden a ellos con sus problemas. Sin embargo , antes de practicar cualquier acto destinado a otra persona, se debe comunicar al interesado cuáles son nuestras intenciones y solicitar su autorización expresa para hacerlo.

Si quiere regalar un objeto con poderes mágicos a un amigo por ejemplo, pregúntale primero si aceptará dicho presente. Si toma estas medidas evitará modificar o manipular la vida de otros sin su conocimieto.

El próximo día te hablaré de la energía mágica. Todos estos procedimientos son muy importantes, y se deben seguir al pie de la letra si quieres practicar magia sin peligro y que te de buenos resultados.

Share
Esta entrada fue publicada en Magia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards