PASOS A SEGUIR PARA HACER MAGIA

¿Qué hay que hacer para hacer magia?

Ayer te explicaba qué era la magia, y el objetivo, es decir para qué se utiliza la magia y cómo podemos provocar los cambios necesarios  conseguir nuestros propósitos.

Hoy te ire diciendo los siguientes pasos empezando por:

visualizacion

-La energía mágica:

La energía que emplea la magia para alcanzar sus fines es natural. Está presente en nuestro cuerpo, así como en elementos físicos como la arena, la madera, las piedras, el fuego, el aire, las plumas o cualquier otro componente de la tierra.

El arte de la magia, consiste simplemente en el uso de las energías. En la actualidad, parece una práctica misteriosa, pero únicamente porque hemos olvidado la mayoría de sus técnicas.

Algunas personas decimos que tenemos poderes mágicos, pero la verdad es que todos poseemos ese poder y podemos aprender a utilizarlo. Sólo tienes que poner en práctica el dejar tu mente abierta a todas las experiencias y tener muchas ganas de practicar.

-Encantamientos y rituales:

Un encantamiento o ritual consiste en resumidas cuentas, en una serie de acciones, palabras y otras ceremonias específicas que concluyen con un movimiento de energía. En el ámbito de la magia, podemos utilizar indistintamente cualquiera de los dos términos; pero conviene hacer esta diferenciación para evitar malos entendidos, puesto que en la vida religiosa los rituales son ante todo expresiones espirituales de la fe.

Los rituales mágicos son muy diferentes. Así por ejemplo, podemos proponernos un objetivo concreto, coger hilo y aguja y confeccionar un objeto artesanal. O quizás encender una vela y recitar un breve cántico. Con estas acciones pretendemos provocar un cambio positivo en nuestra vida.

-La visualización:

Un concepto fundamental para conseguir este tipo de cambio es la visualización mágica. Este término se refiere a la práctica de crear imagenes mentales referentes al objetivo que perseguimos. En el mundo de la magia, la mente es considerada como un poderoso instrumento que sirve para moldear e integrar las energías que movilizamos. La técnica de pensar de forma positiva es bien conocida, pero los magos vamos un poco más lejos: empleamos esta habilidad creativa de la mente humana para producir unas imágenes lo más vivas posibles del objetivo. Dicho de otra forma, un mago que no tiene suficiente dinero para pagar todo lo que debe a sus acreedores, puede imaginarse una escena en la cual aparece pagando todo lo que debe, y seguidamente utilizar dicha visualización para programar su poder personal y el poder de la tierra a fin de suscitar energías que le sirvan para atraer el dinero. Por lo tanto, la visualización confiere una finalidad al poder.

Síentate tranquilamente y cierra los ojos. Decide cúal de las escenas o de los objetos sieguientes vas a visualizar, pero no visualice a personas. Haz una recreación mental tan real como te sea posible. Recuerda: elije una imagen y utiliza únicamente ésa.

Imagínate la puerta de tu casa o el estado en que se encuenntra el fregadero de tu cocina.

-Tu prenda de vestir preferida..

-Tu animal doméstico favorito.

-La flor que más te gusta.

Practícalo un mínimo de diez minutos al día durante una semana. Cuando estés seguro de que eres capaz de crear esta imagen a voluntad, puedes pasar al siguiente ejercicio.

Esta vez se trata de ampliar el campo de acción de tu visualización. Elije una de las opciones siguientes o inventa la tuya propia.

-Visualiza tu plato preferido y percibe además su sabor.

-Imagínatu tu perfume o tu flor favorita y cómo huele.

-Haz el mismo ejercicio con un grupo musical, una banda de rock, una orquesta sinfónica o una campana y escucha cómo suenan.

-Representáte mentalmente un gran bloque de hielo y siente el frío en las manos.

Prácticalo durante una semana. Aunque no siempre te será necesario oler o escuchar tus visualizaciones, esta práctica te ayudará a consolidar tu capacidad global de crear imágenes.

Después, escoje un objetivo relativamente sencillo. Por ejemplo, encontrar pareja, conseguir un puesto mejor en el trabajo, aprobar un examen, etc. Pero elija uno que sea verosímil.

Después, imagínate a tí mismo consiguiendo ese objetivo. Si no recuerda qué aspecto tiene, mírate en un espejo; a menudo es preciso que uno se visualice así mismo. Ulitice las habilidades que has desarrollado con los ejercicios anteriores y mírate , encontrando a esa persona, trabajando en un lugar mejor o aprobando el examen.

Haz la imagen todo lo real que puedas. Debes saber que este cambio está a punto de ocurrir. Una vez que sea capaz de realizar esto, cuando puedas crear una visualización de este tipo y saber que es real, estarás preparado para hacer magia.

El próximo día te hablaré del siguiente paso: Cómo manipular la energía.

 

 

 

Share
Esta entrada fue publicada en Magia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards