EL SEXTO SENTIDO.-1ª PARTE

¿Qué es el sexto sentido?

Todas las denominadas facultades sutiles del conocimiento se podrían denominar “sexto sentido”. No tienen relación directa con ninguno de los sentidos físicos, son el resultado de la conexión del alma con otros planos que existen más allá de la Tierra. Evidentemente necesitas tener la mente abierta para poderlo apreciar.

iluminados

Lo realmente importante es que tu propio sexto sentido (o sentidos, si tienes más de uno) pueda decirte:

Sin duda, ya has tenido experiencias con estas

formas misteriosas de percepción. Cuando leas

las siguientes descripciones, piensa

cómo puedes aplicarlas a ti mismo

y a otras personas que conoces.

1.-La empatía emocional:

Hay personas que sin saber cómo se tiran todo el día llorando porque instuyen que su madre o alguna persona querida se encuentra triste, aunque no se lo hayan dicho y desconozcan el por qué. Esto sucede con la empatía, y así, las cuestiones emocionales de alguien se convierten en experiencias personales, con sus ventajas y desventajas. Por desgracia las personas que la poseen, probablemente tienen una vida interior tempestuosa, ya que están cargando con las emociones de otros. Para los que no son empáticos naturales, el truco para convertirse en empático especializado es conocer cómo funciona tu don, incluyendo cómo encender o apagar la empatía de forma voluntaria. Ya más adelante te diré cómo desconectarte de las percepciones no deseadas.

2.- Empatía física:

De esta forma, las sensaciones físicas de otras personas se convierten en tuyas. Por ejemplo puedes padecer el dolor de cabeza que siente una persona cercana sólo por encontrarte en la misma habitación.  Es lo mismo que sucede cuando alguién bosteza y se te contagia.

Esta experiencia puede desencadenarla cualquiera de los cinco sentidos sutiles: al escuchar a la persona que tiene el dolor, al observarla, al darle la mano, al percibir su olor o imaginar cómo le sabe la comida. Es lo que significa literalmente cuando dices “sé cómo te sientes” y puede ser el trampolín para el viaje del alma.

Pero el problema con este tipo de empatía surge cuando el empático no es consciente de lo que hace y no ha recibido entrenamiento, ya que puede experimentar un sin fin de sensaciones , algunas perturbadoras, haciendo dificil distinguir si realmente te sientes enfermo o sólo piensas que eres hipocondríaco.

El aura de los empáticos se mueve de forma distintiva y reconocible.

Si parte de tu don espiritual como lector del aura consiste en darte

cuenta de la empatía de los demás,

cuando reconozcas a un empático, le harás

un gran favor si le haces conocer su don.

3.-Conciencia analítica:

Por el contrario hay personas que todo lo analizan en primer lugar, y sus sentimientos apenas afloran. La conciencia analítica es la clave para tus percepciones más sutiles y poderosas. El análisis te brinda una verdad más profunda y ésta es el motivo de tu vida. Hay que mirar debajo de la superficie y ver qué hay allí. Es el sentido sutil de la agilidad mental, y con ella, la percepción viene a través de la mente. Por lo tanto, este sentido expone niveles de comprensión tan sutiles que la mayoría no podrían deducir de forma consciente.

La mayoría de la gente cree que este don viaja de capa en capa a través del intelecto pero, en realidad, permanece estancado en una capa de verdad, y desde ahí, recibe ideas de otras capas. El mejor ejemplo lo tenemos en la música: es difícil saber qué pasa por la mente de un músico que está interpretando las piezas para órgano de Bach. En esas partituras, dos, tres o más líneas musicales se entretejen al mismo tienpo, contituyendo cada una un mundo absoluto y complejo. Hacer esto sería casi imposible para alguien que no tuviera una conciencia analítica.

Con este don la complejidad te atrae.

Si tienes este don, recuerda que cuando pongas en práctica las técnicas para la lectura del aura, la percepción sutil no deberá ser un concepto más. El aura es una experiencia, a la que después podrás dar una comprensión adecuada, siempre y tienes que reservar el análisis mental para después de la lecura. Las ideas no pueden sustituir a la experiencia directa.

Y bueno, me queda que hablarte de tres tipos de conocimientos más, pero para no cansarte, prefiero continuar otro día. Así que ya sabes,  lee y practica; esa es la forma de ir fomentando los dones sutiles y aprendiendo a conocerlos.

Share
Esta entrada fue publicada en El aura y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards